Nuestra Luna, nuestras necesidades básicas de afecto y contención

En astrología la Luna nos habla de la primera infancia y del vínculo con nuestra madre o con las personas que nos cuidaron. La Luna se activa en momentos de crisis o cuando tenemos miedo, cuando necesitamos que nos quieran, cuando queremos expresar nuestros sentimientos o cuando queremos armar nuestro hogar y sentirnos en casa. La Luna nos muestra los mecanismos de defensa y todo aquello que nos resulta fácil y que podría convertirse en un posible trabajo, pero también nos habla del lado intuitivo y la sabiduría bruji.
Con esa naturalidad que la caracteriza para sumergirnos en aguas profundas, Lu Gaitán nos expone en este libro a nuestra Luna, a nuestras necesidades básicas de afecto y contención, para que podamos entender por qué hacemos lo que hacemos y podamos aprender a ser nuestra propia madre en la vida adulta, a cuidarnos y a cuidar a quienes nos rodean.

Alumbra la luna - Lu Gaitán

$1.710
Alumbra la luna - Lu Gaitán $1.710
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Librería Mascaró Calle 61 Nº 618 e/7 y 8 - La Plata (Lunes y Viernes de 16 a 19hs - Martes, Miércoles y Jueves de 10 a 13hs)

    Gratis

Nuestra Luna, nuestras necesidades básicas de afecto y contención

En astrología la Luna nos habla de la primera infancia y del vínculo con nuestra madre o con las personas que nos cuidaron. La Luna se activa en momentos de crisis o cuando tenemos miedo, cuando necesitamos que nos quieran, cuando queremos expresar nuestros sentimientos o cuando queremos armar nuestro hogar y sentirnos en casa. La Luna nos muestra los mecanismos de defensa y todo aquello que nos resulta fácil y que podría convertirse en un posible trabajo, pero también nos habla del lado intuitivo y la sabiduría bruji.
Con esa naturalidad que la caracteriza para sumergirnos en aguas profundas, Lu Gaitán nos expone en este libro a nuestra Luna, a nuestras necesidades básicas de afecto y contención, para que podamos entender por qué hacemos lo que hacemos y podamos aprender a ser nuestra propia madre en la vida adulta, a cuidarnos y a cuidar a quienes nos rodean.