Queremos espejos que nos muestren como somos en realidad: De muchos tama?os y colores, despeinadas, con picaduras de mosquitos, con piojitos en la cabeza, con mo?os torcidos de tanto hamacarnos y con una sonrisa gigante de gustarnos como somos. Por eso nuestra princesa del espejo se transforma en una Antiprincesa, como Frida Kahlo, que us? su propio rostro en ese cristal para crear muchos mundos a trav?s de la pintura y del arte. Frida us? su ?antiespejito? para mirarse como m?s quer?a, ?por qu? no usar uno nosotrxs?? Decidimos armar una Gu?a donde las ?anti? mostraran todos sus poderes? ?Eso s?! La consigna es que cada antiprincesa sea como quiera ser: no hace falta hacer nada de lo que proponemos ac?, simplemente nos importa pensar un poquito con ustedes c?mo dejarnos ser libres a las ni?as, ni?es y ni?os.? Esta Antigu?a es un comienzo y se puede pensar, hacer y reescribir en todos lados. As? que? ?a seguir inventando, que de eso se trata la infancia (y la vida)!

AntiEspejitos, guia para ser una antiprincesa

$300
AntiEspejitos, guia para ser una antiprincesa $300
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Librería Mascaró Calle 61 Nº 618 e/7 y 8 - La Plata (Martes y Viernes de 10 a 13hs - Miércoles de 14a17hs)

    Gratis

Queremos espejos que nos muestren como somos en realidad: De muchos tama?os y colores, despeinadas, con picaduras de mosquitos, con piojitos en la cabeza, con mo?os torcidos de tanto hamacarnos y con una sonrisa gigante de gustarnos como somos. Por eso nuestra princesa del espejo se transforma en una Antiprincesa, como Frida Kahlo, que us? su propio rostro en ese cristal para crear muchos mundos a trav?s de la pintura y del arte. Frida us? su ?antiespejito? para mirarse como m?s quer?a, ?por qu? no usar uno nosotrxs?? Decidimos armar una Gu?a donde las ?anti? mostraran todos sus poderes? ?Eso s?! La consigna es que cada antiprincesa sea como quiera ser: no hace falta hacer nada de lo que proponemos ac?, simplemente nos importa pensar un poquito con ustedes c?mo dejarnos ser libres a las ni?as, ni?es y ni?os.? Esta Antigu?a es un comienzo y se puede pensar, hacer y reescribir en todos lados. As? que? ?a seguir inventando, que de eso se trata la infancia (y la vida)!