Sintiendo que le temblaban las rodillas, leyó el informe del director del Departamento de Minas, Geología e Hidrología, donde se aseguraba que, millones de años atrás, toda la Puna de Atacama había sido un mar”. Quince años hace que no llueve en Pastos Grandes. Es la época de la Gran Guerra. Salí Alí, comisionado municipal del pueblo, encuentra una nota periodística que anuncia la llegada de un cometa que, al rozar la Tierra, derretirá los polos y devolverá los mares a sus antiguas cuencas. Alí decide delegar sus escasas obligaciones y convoca al pueblo a la plaza para comunicarle las buenas nuevas. Si Pastos Grandes va a transformarse en un puerto de mar, es necesario construir un muelle y un faro. La idea de Alí divide al pueblo en una cómica y conmovedora pulseada entre adeptos y detractores. Hombres de mar (Premio Municipal de Literatura de la Ciudad de Bs. As. bienio 2012-2013) de Marcelo Constant dialoga con la tradición de la literatura de viajes y con las fantasías milenaristas. Su lectura provoca la sensación equívoca de preferir la quimera, por apocalíptica que sea, al rutinario imperio de lo real.

Hombres de mar - Marcelo Constant

$1.990
Hombres de mar - Marcelo Constant $1.990
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Librería Mascaró Calle 61 Nº 618 e/7 y 8 - La Plata -- De Lunes a Viernes de 10a14hs y de 16a19hs - Sábados de 10a14hs

    Gratis
Sintiendo que le temblaban las rodillas, leyó el informe del director del Departamento de Minas, Geología e Hidrología, donde se aseguraba que, millones de años atrás, toda la Puna de Atacama había sido un mar”. Quince años hace que no llueve en Pastos Grandes. Es la época de la Gran Guerra. Salí Alí, comisionado municipal del pueblo, encuentra una nota periodística que anuncia la llegada de un cometa que, al rozar la Tierra, derretirá los polos y devolverá los mares a sus antiguas cuencas. Alí decide delegar sus escasas obligaciones y convoca al pueblo a la plaza para comunicarle las buenas nuevas. Si Pastos Grandes va a transformarse en un puerto de mar, es necesario construir un muelle y un faro. La idea de Alí divide al pueblo en una cómica y conmovedora pulseada entre adeptos y detractores. Hombres de mar (Premio Municipal de Literatura de la Ciudad de Bs. As. bienio 2012-2013) de Marcelo Constant dialoga con la tradición de la literatura de viajes y con las fantasías milenaristas. Su lectura provoca la sensación equívoca de preferir la quimera, por apocalíptica que sea, al rutinario imperio de lo real.