Escribía sobre ninas muertas o sentenciadas a muerte; sus personajes son un jorobado al que unos borrachos le plancha la joroba en una tintorería, una adivina que confecciona fajas y corpinos , resucitados, suicidas , una chica que queda paralítica despues de un accidente y muere extenuada de tanto festejar, una maestra que amenaza a sus alumnos atrasados con las estatuas de los próceres que roban niños y que para persuadirlos alimenta con maiz a un caballo de bronce. Su narrador es un trapo o una muñeca y los protagonistas , niños asesinos, pirómanos, dos chicas que se cambian de ropa y de pies pero olvidan intercambiar sus ángeles guardianes. Una mujer que embalsama a su perro, en un cuento que Borges detestaba. Una nina que envenena a su vecina a punto de casarse, metiéndole una araña adentro del rodete. El nino anciano con dos muelas postizas, la cara cubierta de arrugas y dos o tres canas; la muribunda a la que las amigas le quieren robar la mucama. Miss Edwards, la institutriz que se volvió loca, por las noches le hacía los bigudíes a su discípula, enroscando las puntas del pelo alrededor del cuerito relleno, sostenido por dos cintitas. Un día la niña grito: ' me duele , me duele ' y ella le dió una bofetada.

Cuentos completos - Silvina Ocampo

$5.540
Cuentos completos - Silvina Ocampo $5.540
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Librería Mascaró Calle 61 Nº 618 e/7 y 8 - La Plata -- De Lunes a Viernes de 10a14hs y de 16a19hs - Sábados de 10a14hs

    Gratis
Escribía sobre ninas muertas o sentenciadas a muerte; sus personajes son un jorobado al que unos borrachos le plancha la joroba en una tintorería, una adivina que confecciona fajas y corpinos , resucitados, suicidas , una chica que queda paralítica despues de un accidente y muere extenuada de tanto festejar, una maestra que amenaza a sus alumnos atrasados con las estatuas de los próceres que roban niños y que para persuadirlos alimenta con maiz a un caballo de bronce. Su narrador es un trapo o una muñeca y los protagonistas , niños asesinos, pirómanos, dos chicas que se cambian de ropa y de pies pero olvidan intercambiar sus ángeles guardianes. Una mujer que embalsama a su perro, en un cuento que Borges detestaba. Una nina que envenena a su vecina a punto de casarse, metiéndole una araña adentro del rodete. El nino anciano con dos muelas postizas, la cara cubierta de arrugas y dos o tres canas; la muribunda a la que las amigas le quieren robar la mucama. Miss Edwards, la institutriz que se volvió loca, por las noches le hacía los bigudíes a su discípula, enroscando las puntas del pelo alrededor del cuerito relleno, sostenido por dos cintitas. Un día la niña grito: ' me duele , me duele ' y ella le dió una bofetada.