El malentendido y el enigma acecharon desde siempre a Federico Moura. Ninguna de las simplificaciones que se siguen repitiendo como verdades reveladas y terminantes logran abarcar a Virus, la banda con la que se convirti? en una estrella de primera magnitud que excede a la constelaci?n del rock. Un grupo capaz de una obra tan sutil, tan filosa, tan furiosa y cr?ticamente alegre como es Recrudece, su segundo disco. O de una obra tan radicalmente cr?tica de la postmodernidad y tan desesperadamente rom?ntica como Superficies de placer, el ?ltimo que tuvo como cantante a Federico. Por sus mejores realizaciones, se puede pensar a Virus como un organismo de capacidades muy superiores a la mera suma de sus partes. La base r?tmica de ajuste perfecto sostenida por Enrique Mugetti, Ricardo Serra y Mario Serra, la medida guitarra y la desmedida capacidad compositiva de Julio Moura, la polifuncionalidad de Marcelo Moura, la posterior aparici?n de Daniel Sbarra, las t?cticas de guerra y de juego de Roberto Jacoby y, sobre todo, el canto y el encanto de Federico Moura. Una perfecta m?quina de potenciar (se). Ir?nicos, s?, pero jam?s c?nicos. Divertidos tambi?n, pero no por tontos, sino por inteligentes. En Federico Moura. Iron?a y romanticismo, Juan Bautista Duizeide recorre todos estos mundos y da cuenta de su legado hasta la actualidad.

Federico Moura - J.B. Duizeide

$690
Federico Moura - J.B. Duizeide $690
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Librería Mascaró Calle 61 Nº 618 e/7 y 8 - La Plata (Martes y Viernes de 10 a 13hs - Miércoles de 14a17hs)

    Gratis

El malentendido y el enigma acecharon desde siempre a Federico Moura. Ninguna de las simplificaciones que se siguen repitiendo como verdades reveladas y terminantes logran abarcar a Virus, la banda con la que se convirti? en una estrella de primera magnitud que excede a la constelaci?n del rock. Un grupo capaz de una obra tan sutil, tan filosa, tan furiosa y cr?ticamente alegre como es Recrudece, su segundo disco. O de una obra tan radicalmente cr?tica de la postmodernidad y tan desesperadamente rom?ntica como Superficies de placer, el ?ltimo que tuvo como cantante a Federico. Por sus mejores realizaciones, se puede pensar a Virus como un organismo de capacidades muy superiores a la mera suma de sus partes. La base r?tmica de ajuste perfecto sostenida por Enrique Mugetti, Ricardo Serra y Mario Serra, la medida guitarra y la desmedida capacidad compositiva de Julio Moura, la polifuncionalidad de Marcelo Moura, la posterior aparici?n de Daniel Sbarra, las t?cticas de guerra y de juego de Roberto Jacoby y, sobre todo, el canto y el encanto de Federico Moura. Una perfecta m?quina de potenciar (se). Ir?nicos, s?, pero jam?s c?nicos. Divertidos tambi?n, pero no por tontos, sino por inteligentes. En Federico Moura. Iron?a y romanticismo, Juan Bautista Duizeide recorre todos estos mundos y da cuenta de su legado hasta la actualidad.