"Madura nos regala, en cada una de sus páginas, el alma desnuda que reconocemos al mirarnos los ojos al espejo, aunque por fuera el cabello se parezca a la luna y la piel nos recuerde cuánto hemos reído, llorado y amado. Cada mañana, es su cara la que revela la sombra (…) como un temible pez, dice la poesía Espejo de Sylvia Plath. Leemos estos versos con el reflejo que nos encandila la mirada, pero con las palabras que nos llenan de aliento: son de la estirpe que no baja los ojos, sentencia la poeta.". Cinwololo, en el prólogo "Las mujeres hermosas envejecen igual que el resto de las mujeres. Se las ve, llevando el peso de la edad sobre los hombros, como esos vestidos a los que nunca se acostumbra. Tal vez sea la vejez la ropa más incómoda que se han probado. Las ves, inclinándose como magnolias vencidas por la lluvia, pero aún resplandecientes.".

Madura - Mariana Finochietto

$790
Madura - Mariana Finochietto $790
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Librería Mascaró Calle 61 Nº 618 e/7 y 8 - La Plata -- De Lunes a Viernes de 10a13hs y de 16a19hs

    Gratis
"Madura nos regala, en cada una de sus páginas, el alma desnuda que reconocemos al mirarnos los ojos al espejo, aunque por fuera el cabello se parezca a la luna y la piel nos recuerde cuánto hemos reído, llorado y amado. Cada mañana, es su cara la que revela la sombra (…) como un temible pez, dice la poesía Espejo de Sylvia Plath. Leemos estos versos con el reflejo que nos encandila la mirada, pero con las palabras que nos llenan de aliento: son de la estirpe que no baja los ojos, sentencia la poeta.". Cinwololo, en el prólogo "Las mujeres hermosas envejecen igual que el resto de las mujeres. Se las ve, llevando el peso de la edad sobre los hombros, como esos vestidos a los que nunca se acostumbra. Tal vez sea la vejez la ropa más incómoda que se han probado. Las ves, inclinándose como magnolias vencidas por la lluvia, pero aún resplandecientes.".