En La casa de los conejos, Laura Alcoba narraba la historia de una niña en los comienzos de la dictadura argentina. Su padre estaba en la cárcel y ella vivía con su madre en una casa de La Plata donde se imprimía el periódico Evita Montonera. El ejército las buscaba, el terror las invadía. Unos años después, en El azul de las abejas, esa niña ya vive en Francia, y comienza una nueva vida, en una nueva lengua. Finalmente, en La danza de la araña, se siente entre dos mundos: el que está construyendo en el exilio; el de su primera infancia, presente en recuerdos cada vez más lejanos. La edición en un solo volumen de estos tres libros permite recorrer el crecimiento de esa niña, desde los tiempos violentos de la Argentina de los setenta hasta los albores de la adolescencia, inmersa en una nueva realidad. El hilo conductor es la memoria, no solo en forma de recuerdo, sino como un presente que por momentos tiene la consistencia de un sueño enigmático. Esa memoria, y el padre, a quién visitaba en la cárcel, de quién recibe cartas con recomendaciones de lecturas una vez llega a Francia. La huella de esas palabras acaso resuenen en la prosa de Laura Alcoba. Su escritura precisa y a la vez conmovedora, capaz de retratar el clima de la militancia en la clandestinidad y los miedos y deseos de la pubertad, ya es un clásico de la literatura argentina contemporánea.

La casa de los conejos - trilogía - Laura Alcoba

$2.395
La casa de los conejos - trilogía - Laura Alcoba $2.395
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Librería Mascaró Calle 61 Nº 618 e/7 y 8 - La Plata -- De Lunes a Viernes de 10a13hs y de 16a19hs

    Gratis
En La casa de los conejos, Laura Alcoba narraba la historia de una niña en los comienzos de la dictadura argentina. Su padre estaba en la cárcel y ella vivía con su madre en una casa de La Plata donde se imprimía el periódico Evita Montonera. El ejército las buscaba, el terror las invadía. Unos años después, en El azul de las abejas, esa niña ya vive en Francia, y comienza una nueva vida, en una nueva lengua. Finalmente, en La danza de la araña, se siente entre dos mundos: el que está construyendo en el exilio; el de su primera infancia, presente en recuerdos cada vez más lejanos. La edición en un solo volumen de estos tres libros permite recorrer el crecimiento de esa niña, desde los tiempos violentos de la Argentina de los setenta hasta los albores de la adolescencia, inmersa en una nueva realidad. El hilo conductor es la memoria, no solo en forma de recuerdo, sino como un presente que por momentos tiene la consistencia de un sueño enigmático. Esa memoria, y el padre, a quién visitaba en la cárcel, de quién recibe cartas con recomendaciones de lecturas una vez llega a Francia. La huella de esas palabras acaso resuenen en la prosa de Laura Alcoba. Su escritura precisa y a la vez conmovedora, capaz de retratar el clima de la militancia en la clandestinidad y los miedos y deseos de la pubertad, ya es un clásico de la literatura argentina contemporánea.